lunes, 31 de diciembre de 2007

Abrazos para un año nuevo



Raúl, antiguo alumno, protagonizó este emotivo vídeo en que regala abrazos gratis por el pueblo. Podrás ver abrazos, sonrisas, sorpresas, alumnos y alumnas, padres y madres y mucha gente conocida.
Con él, mandamos un fuerte abrazo a todo el IES Francisco de los Ríos, a todo Fernán Núñez y a toda la blogosfera, para desearles

¡FELIZ 2008!

domingo, 30 de diciembre de 2007

La inmiscusión terrupta de Cortázar

La inmiscusión terrupta es un cuento breve de Cortázar incluido en Último round (1969). Aquí podemos ver el texto completo y un cortometraje realizado con él. La característica de este cuento es que se infaventa las malabras y amostiga el mulcho, por lo que es muy fano para diversos fines paravénticos. Espero que les melgue.




Como no le melga nada que la contradigan, la señora Fifa se acerca a la Tota y ahí nomás le flamenca la cara de un rotundo mofo. Pero la Tota no es inane y de vuelta le arremulga tal acario en pleno tripolio que se lo ladea hasta el copo.

-¡Asquerosa! –brama la señora Fifa, tratando de sonsonarse el ayelmado tripolio que ademenos es de satén rosa. Revoleando una mazoca más bien prolapsa, contracarga a la crimea y consigue marivolarle un suño a la Tota que se desporrona en diagonía y por un momento horadra el raire con sus abroncojantes bocinomias. Por segunda vez se le arrumba un mofo sin merma a flamencarle las mecochas, pero nadie le ha desmunido el encuadre a la Tota sin tener que alanchufarse su contragofia, y así pasa que la señora Fifa contrae una plica de miercolamas a media resma y cuatro peticuras de ésas que no te dan tiempo al vocifugio, y en eso están arremulgándose de ida y de vuelta cuando se ve precivenir al doctor Feta que se inmoluye inclótumo entre las gladiofantas.

-¡Payahás, payahás! –crona el elegantiorum, sujetirando de las desmecrenzas empebufantes. No ha terminado de halar cuando ya le están manocrujiendo el fano, las colotas, el rijo enjuto y las nalcunias, mofo que arriba y suño al medio y dos miercolanas que para qué.

-¿Te das cuenta? –sinterruge la señora Fifa.

-¡El muy cornaputo! –vociflama la Tota.

Y ahí nomás se recompalmean y fraternulian como si no se hubieran estado polichantando más de cuatro cafotos en plena tetamancia; son así las tofifas y las fitotas, mejor es no terruptarlas porque te desmunen el persiglotio y se quedan tan plopas.

Julio Cortázar, Último round.

2007: un año maldito para las bibliotecas

Noticias del maldito canon.



Manifiesto de José Luis Sampedro contra el canon.



Hasta comandos anticanon.



No queremos canon, ni conan, ni cañón, queremos libros libres.

(Me da la impresión de que esto sólo servirá para engordar a CERDO; perdón, digo, CEDRO).

Para trabajar las frases hechas

Ciertamente las frases hechas y refranes forman parte importante de una lengua. Aunque nuestro alumnado las usa frecuentemente, incluso dispone de las propias de su argot, es cierto que el refranero y algunas expresiones hechas dificultan por su ignorancia la comprensión.
Aquí va un divertido capítulo de Camera Café que trata el tema (¿Quién hace las frases hechas?)y que pone el dedo en la llaga (¿qué pone el dedo dónde?) y que nos puede servir para empezar a reflexionar: ¿y si nos las tomáramos al pie de la letras? (por cierto: ¿las letras tienen pie?).

sábado, 29 de diciembre de 2007

Flipelibros

Los folioscopios o flipbooks constituyen un método original de animación consistente en el paso rápido de las hojas con dibujos que semejan movimiento.




¿Quién se ha resistido a su encanto de maravilla?; aún hoy en la era de la tecnología conservan toda su magia. Recuerdo en mi infancia uno pequeñísimo que se hallaba en el vértice superior externo de un libro de cómic y al que di vueltas y vueltas, hasta que me hice el mío propio en el extremo de un cuaderno. No cabe duda de que en clase tienen un gran potencial: o te los manda el profesor para alguna actividad, o te dedicas a hacerlo para que parezca que realizas los ejercicios.


Existen sitios dedicados exclusivamente a esta forma artística que en esta página definen como un arte a mitad de camino entre el libro y el cine. Lo mejor es la muestra de folioscopios antiguos tanto de fotos como de dibujos. Como este de Moebius.

Pulsa y verás.

La locura por estos flipantes libros ha dado lugar a no menos flipantes ediciones, como el flipbook humano.



Y el flipbook de tostadas [visto en Vecindad].



Por algo los hemos bautizado como flipelibros (hay libros que te vuelven loco).

viernes, 28 de diciembre de 2007

Por fin llegó La Nabidad


Con la llegada de La Nabidad se completa un ciclo de publicaciones de la obra de Quevedo fundamentales en el ámbito de la crítica hispánica y en el que hemos tenido la suerte de participar. Después de las publicaciones paulatinas de sus obras completas que incluyen títulos anotados como La culta latiniparla, o Premáticas del desengaño, siguiendo las directrices del grupo de la Universidade de Santiago de Compostela dirigido por el profesor Rey Alvarez y bajo la autoridad del magnífico editor de su Poesía varia, James O. Crosby, por fin sale al mercado La Nabidad o el espíritu del nabo, obra quevediana poco conocida y publicada casi siempre como apostilla a Recetas para hacer Soledades en un día.
La obra, cuyos antecedentes se encuentran en el propio Quevedo que ya incluyó en La vida del Buscón llamado Don Pablos una batalla nabal, sigue la estela de este autor barroco tan orgulloso de mostrar su ingenio verbal y su sátira implacable.
Para entender el valor social de la temática de la obra, hay que conocer el contexto histórico del nabo en el siglo XVII. Básicamente, el nabo ocupa hasta el siglo XVIII el lugar en la escala sociogastronómica que daríamos hoy a la patata, que aparece masivamente en Europa en ese siglo procedente de América. Efectivamente, el nabo era una hortaliza muy frecuente en la dieta hispana y europea en general desde hacía milenios. Representaba el alimento natural elemental propio de las clases bajas y a él se atribuían -no sin razón- propiedades saludables -es un poderoso antioxidante-. En su época, pues, Quevedo elige como símbolo una humilde hortaliza cuyo espíritu alienta la Nabidad. Por otra parte, gran parte del terreno de su señorío en La Torre de Juan Abad, cercano a Villanueva de los Infantes, frecuentaba la siembra de nabo por lo que algunos historiadores han visto en La Nabidad un principio de métodos publicitarios que denotan la modernidad de Quevedo y su espíritu aventurero.
La obra será presentada este fin de semana en el marco del Foro Andalucía Barroca, cuyo programa completo incluye otras interesantes citas con este periodo histórico.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

El palimpsesto urbano


Miro el letrero de la calle comedias, la casa que le dio nombre ya ha desaparecido y ni siquiera la calle aparece con esa denominación en el callejero (ahora es Velázquez Bosco).


Pero la ciudad escrita sigue en la ciudad de papel. La Córdoba escrita de Ibn Hazm, Cervantes, Góngora, Baroja, Lorca, Gala, García Baena o Muñoz Molina.


Esa ciudad escrita se recuerda a sí misma en orgullosos azulejos, mármoles, bronces y granitos.


Pero la ciudad no aguarda sólo a los escritores que la retratan, también escribe ella misma sus virtudes y contornos sobre la tierra, unas veces medidos y cuidados; a veces, alevosos y groseros.



¿Qué?



¿No eres capaz de leer lo que la ciudad escribe sobre el cielo en blanco? Quien sabe hacerlo, entiende lo que la ciudad le cuenta.



Difícil no leer una ciudad escritora que se excede en su escritura convertida finalmente en borrón y garabato.



Cuando ceden los pilares y paredes, desaparecen sus letras y el espíritu de escritora que la alentó, y en su lugar se escriben otras letras rutilantes y exageradas tras las cuales, sin embargo, no pierden sus trazos aquellas letras antiguas, aquellos recuerdos escritos sobre el palimpsesto urbano.

lunes, 24 de diciembre de 2007

Desastres naturales en navidad



Sólo hay dos desastres naturales: el hombre y la mujer.
Sólo hay dos soluciones: el hombre y la mujer.
Sólo hay dos caminos: la justicia y la educación.

domingo, 23 de diciembre de 2007

¿Qué no debe faltar en navidad?

En navidad se echan muchas cosas de menos (y personas, claro), pero también se disfruta de otras como la comida (y los niños) además de las vacaciones.
Uno de los hechos que más hacen disfrutar de la navidad es sin duda tener niños y niñas alrededor. Para ellos y ellas y para sus mayores, que deben entretenerlos en navidad, y leerles algo a la vez que lo comentan y juegan, traemos esta página de Milagros Oya -escritora gallega de LIJ-.

En poemas de navidad, al picar en cada uno de los objetos abrimos una página nueva con el poema y su música de fondo. La página [gracias, Isabel Serrano] se encuentra dentro del sitio de la autora que presenta más recursos literarios y de entretenimiento.

Y naturalmente, ¿qué sería de una navidad sin la comida, sin esos cientos y cientos de bocados exclusivos de la época, sin esos almuerzos y cenas de amigotes y empresas, sin esas largas horas en la cocina...?

Así que no podíamos sustraernos a la necesidad de recomendar una receta, convertirnos en un día en NOSOLOLIBROSDECOCINA.

La comida que proponemos es sencilla y exquisita: la ensalada Waldorf.

Manzana, apio, nata, nueces... una mezcla sencillamente deliciosa. Como su creación y éxito es antiguo (se atribuye a un metre del hotel del mismo nombre en Nueva York hace más de un siglo), encontramos múltiples variantes (seguro que todas con éxito), de las que vamos a destacar una adaptación de Carlos Arguiñano, del que vemos más abajo su libro Gran Recetario.

Este famosísimo cocinero nos propone hacer rollitos de jamón cocido con ensalada Waldorf:

Para 4 personas:

8 lonchas de jamón cocido

2 manzanas

2 ramas de apio blanco

50 gr. de nueces

3 cucharadas de nata

3 cucharadas de mayonesa

1 lechuga

2 huevos

zumo de ½ limón, agua, vinagre, aceite virgen extra y sal.


Limpiamos y picamos el apio en dados bien pequeños. Colocamos en un cuenco y añadimos la manzana pelada en dados también pequeñitos, el zumo de limón y mezclamos bien. Agregamos las nueces picadas, la mayonesa y la nata. Removemos con cuidado y damos el punto de sal. Dejamos que repose en el frigorífico durante 10-15 minutos mientras nos tomamos un vinito con unas almendritas.

Ponemos a cocer el huevo con agua y sal durante 10 minutos. Pelamos y pasamos por el pasapurés la clara y la yema por separado. Reservamos. Extendemos las lonchas de jamón cocido y repartimos la ensalada encima de todas ellas. Enrollamos cada loncha y colocamos en una fuente. La lechuga la averiguamos y la ponemos alrededor como decoración.

Esta ensalada aparece mencionada multitud de veces en la literatura, como es el caso de American Psycho, de Easton Ellis.



La novela, cuya publicación levantó no poco escándalo, retrata a un rico broker que vacío moralmente, disfruta con crueles crímenes.

Y es que la navidad se presta a las truculencias de los asesinatos literarios. Y si no, que se lo digan a Ágatha Christie, que en Navidades Trágicas dejó claro que no hay un sólo momento de paz en el año y que eso de invitar a la familia a la cena de nochebuena tiene su peligro.



Por si acaso, tened cuidado.

Aunque, ahora que lo pienso, estamos en navidad ¿no?, y todo debe ser maravilloso. Además, ¿no habíamos empezado hablando de la tierna infancia...?

En fin. Felices lecturas y demás felicidades.

sábado, 22 de diciembre de 2007

Crítica de la competencia impura

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a una serie de conferencias de un profesor universitario. No fue, sin embargo, una intervención muy bien planificada por lo que parece. No todo lo que dijo fueron tonterías, dejó conceptos importantes sobre la mesa y cuestiones trascendentales, pero poco más.
Me sorprendió mucho. No me sorprendió por otro lado.
Me sorprendió mucho la falta de rigor, la forma de despachar grandes teorías con cuatro pamplinas, el maniqueísmo, la manipulación política e ideológica (más propia de otros tiempos pasados; muy preocupante este aspecto, mucho, da miedo), la mentira elevada a prueba, la estupidez elevada a razón, lo parcial elevado a total, la confusión, el caos (yo creí que me iba a aclarar algo -decían en los corrillos- y me voy peor), la falta de planificación de lo que iba a exponer, los imperativos ("sólo así" una y otra vez, una y otra vez), la repetición de una palabra-consigna (una y otra vez, una y otra vez), la defensa de ideas que deben aplicarse en todos los lugares menos en su propia intervención por lo que se ve, las conclusiones gratuitas sin prueba alguna, y todo con una expresión rotunda, categórica, con la mano dirigiendo en el aire y enfatizando al hablar...
¿Si todo lo anterior me sorprendió, qué es lo que no me sorprendió?
Pues no me sorprendió que hablara de Educación (es un experto en educación)y particularmente, sobre la última moda de la enseñanza por competencias. Si hubiera sido otro tema (si hubiera sido sobre Arquitectura o Medicina, sobre Astronomía o Economía...), le habrían exigido rigor, sensatez, pruebas, mesura, tal vez hasta lo habrían callado, le hubieran exigido lo que para hablar de la Educación no se exige, porque en España, en Andalucía, la Educación sigue siendo un cachondeo.

viernes, 21 de diciembre de 2007

Resuelto el enigma del villancico


¡Cuántas incógnitas se esconden detrás de las criptográficas letras de los villancicos!¿Por qué la virgen es rubia y se gasta el dinero en un peine de plata fina en lugar de pagar el parto en una clínica decente?¿por qué san José tiene problemas con los alicates siendo un carpintero experimentado? Pero sobre todo: ¿por qué los peces beben en el río en lugar de nadar? ¿por qué beben pensando que así verán a dios nacido (siendo así que todos sabemos que la bebida produce doble visión)? Todos estos enigmas tienen ya solución. Como sabéis, en nuestra biblioteca hemos hecho ya no pocos hallazgos que aportan nuestra modesta contribución a la Filología y la Historia de la Literatura (de nada). Y puestos en ello, hemos encontrado al fin la versión auténtica y original (ni Menéndez Pidal dio con ella en su viaje de novios) de uno de los villancicos más emblemáticos de la literatura oral castellana (aunque sólo del estribillo; el resto el año que viene): el "peromira", conocido técnicamente como "adversativa visión". Hete aquí la letra original, que una vez dada a conocer, aclarará muchas dudas, enderezará muchos sentidos, por fin, la versión auténtica: el "peromiracómoleen":

Pero mira cómo leen
los niños en los libros
pero mira cómo leen
por ver a dios nacido.
Leen y leen y vuelven a leer
los niños en los libros
pero sin comprender.

Felices lecturas y demás felicidades.

jueves, 20 de diciembre de 2007

Jugar a vender libros en navidad


Libros en juego es una página de publicidad, eso que quede claro. De libros, sí, pero para venderlos. En ella puedes encontrar juegos y trailer promocionales de libros (naturalmente sólo libros muy comerciales). Tiene disponible aproximadamente una veintena.
Alrededor de los juegos y trailer, la promoción despliega informaciones sobre el autor, la novela, la edición (incluido el precio) y cualquier dato que consideren relevante, incluso algún capítulo para descargar. Este tipo de publicidad supone una forma nueva de promocionar la compra de lecturas. Nosotros nos asomamos para animaros a seguir la unión de navidad y lectura regalando, leyendo, viendo, curioseando (como se hace también entre los anaqueles de las librerías físicas).




La iniciativa es una más de la empresa distridigital que también tiene un blog de contenido literario y editorial.
Todo esto nos servirá pronto para añadir a nuestras actividades sobre La sombra del viento, novela que están leyendo en cuarto (porque la estáis leyendo ¿verdad que sí?), una aproximación más.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

domingo, 16 de diciembre de 2007

¡Viva la bibliodiversidad!

Queremos celebrar el Día de la Lectura en Andalucía con nuestro manifiesto


MANIFIESTO NOSOLOLIBROS POR LA BIBLIODIVERSIDAD

¡Viva la bibliodiversidad!

Porque hay muchos tipos de lectores y lectoras y todos tienen derecho a encontrar libros que satisfagan sus necesidades.

¡Viva la bibliodiversidad!

Porque hay muchas finalidades de lectura y las personas deben tener ocasión de leer con la intención que les apetezca, incluso aunque esa intención no haya sido prevista por el autor ni por el editor.

¡Viva la bibliodiversidad!

Porque sea cuando sea, donde sea que se haya publicado, todos los libros tienen derecho a ser conocidos, leídos y apreciados o menospreciados.

¡Viva la bibliodiversidad!

Porque hasta los libros que no tendrán nunca lectores tienen, sin embargo, derecho a la lectura.

¡Viva la bibliodiversidad!

Porque una biblioteca debe tener libros de todos los tamaños, de todos los colores, de todos los sabores, de todos los gustos....

¡Viva la bibliodiversidad!

Porque hasta para criticar y hundir un libro hay que leerlo antes (y por tanto debe existir).

¡Viva la bibliodiversidad!

Se acabó la discusión eterna sobre si los libros deben ser comerciales o de calidad.

¡Viva la bibliodiversidad!

Se acabaron las quemas de libros.

¡Viva la bibliodiversidad!

Se acabaron los menosprecios altivos de los ortolectores, que se creen que pueden decir a los demás lo que deben leer.

¡Viva la bibliodiversidad!

Se acabaron los desprecios groseros de los analfabetos, que creen inútiles los libros que no entienden.

¡Viva la bibliodiversidad!

Se acabó leer nada más que novelas (ya va siendo hora).

¡Viva la bibliodiversidad!

Se acabaron los desprecios a los libros de los demás.

¡Viva la bibliodiversidad!

Para siempre.

¡Viva la bibliodiversidad!

Para los libros, para las lectoras y los lectores.

¡Viva la bibliodiversidad!

viernes, 14 de diciembre de 2007

Cartucho que no te escucho

Cuando hablo sobre la importancia de la escucha en mis cursos sobre lectura, suelo hacer el siguiente razonamiento:
Si mandamos silencio en el aula, no estamos mandando callar (lo que sería negarles el habla), estamos mandando escuchar (lo que es afirmar a la persona, despertar su inteligencia). Así que no estamos prohibiéndoles que hagan algo, sino pidiéndoles que hagan otra cosa: escuchar es también "hacer algo". Quien no escucha no puede levantar acta, contar un chisme, dar un recado, hacer un recado, saber si lo quieren (y si no escucha, tampoco sabrá querer a nadie), aprender, contestar, responder, concursar, aconsejar, protestar, contar un chiste (todos son escuchados antes)...emocionarse, razonar.
En suma, si no enseñamos a escuchar, no enseñamos a hacer nada.

Entre el puente y las vacaciones


Las actividades se suceden con rapidez en este final de trimestre. Emma Hernández García, abogada, nos visitó para hablar con el alumnado de 1º de bachillerato sobre la Constitución española en un acto organizado por Elena, Jefa del Departamento de Actividades. Partiendo de su experiencia personal, estudiantil y profesional, Emma destacó la importancia de profundizar en la ley no aceptando lo que pone porque sí, sino preguntándose por qué establece esas disposiciones.


Por su parte, el Departamento de Filosofía organiza en el exterior de la Biblioteca, la exposición anual de los materiales del alumnado de diferentes cursos sobre la Declaración de los Derechos Humanos. A lo largo de la semana, se añadirán nuevos murales.



Y naturalmente, ya está aquí la navidad. Así que no sólo leemos (la Constitución o la Declaración de los DDHH), sino que también escribimos. Esperamos que todos manden sus mensajes de felicitación al resto de miembros del Instituto. En la foto vemos al grupo de alumnas de 4º A que este año será el encargado de los buzones navideños.
Rápido que ya mismo empieza el reparto.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Desaparece mojiti

Mojiti, el servicio de subtítulos de vídeo, ejemplo de mashup, ha cerrado sin previo aviso. Con su cierre se pierden cientos de subtítulos realizados por los usuarios -muchos de ellos educativos- que han llegado incluso al cierre temporal de su blog.
Este tipo de incidencias advierten de la fragilidad de la web social apoyada en servicios gratuitos cuya responsabilidad de conservación es nula y que lo mismo pueden desaparecer, cambiar o empezar a cobrar. La web 2.0 se cimenta sobre la provisionalidad de un beta con ilusión de eternidad, una falsa ilusión. Un aviso más de que para cualquier publicación en internet hay que disponer de copias absolutamente de todo, si no queremos vernos un día sin el trabajo al que tantas horas hemos dedicado. Una de las ilusiones de la web 2.0, la posibilidad absoluta de alojamiento y transformación de archivos externa al disco duro queda nuevamente en entredicho.
Esto no es Jauja, es web 2.0.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Normas para pisar las estadísticas



1ª) Los malos resultados no existen: sólo exiten malas interpretaciones.
2ª) No temas las estadísticas: quien hizo los números hizo la trampa (¿o era la ley?).
3ª) No es que los estudiantes andaluces no comprendan lo que leen, es que los expertos extranjeros no comprenden lo que estudian.

domingo, 9 de diciembre de 2007

¿Por qué no se puede beber Coca-Cola en los exámenes?



[Visto el vídeo en nopuedocreerquelohayaninventado]


Una de las ventajas de los centros TICs es que mejoran notablemente la calidad técnica de las chuletas, aquí vemos un ejemplo de chuleta tecnológica aplicada a la botella de Coca-Cola. Enhorabuena por el trabajo, muchachos y muchachas, ¿pero no es demasiado laborioso para tan poca cosa? Mejor ponerlo en la pizarra entre garabatos: hay tradiciones que no deben perderse.

Enhorabuena a El Tinglado


El Tinglado ha ganado el premio Edublog Award 2007 en la modalidad de best ed tech support blog (mejor blog educativo de recursos tecnológicos).
Es para nosotros una alegría ver recompesando su trabajo y un orgullo que haya sido el único blog en lengua extranjera (y en español) ganador en cualquiera de las modalidades. Como no podía ser de otra forma, la entrega de premios se realizó virtualmente en Second Life.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Viva la Constitución y el jamón

[ Gracias Cristina
Artículo único:
Todo el mundo tendrá derecho a recibir la educación suficiente que le permita encontrar un trabajo para comprarse un jamón y comérselo en su propia casa.
Constitución española

martes, 4 de diciembre de 2007

El profesor: un libro para olvidar



Aunque lógicamente la contracubierta pretende que el libro es un homenaje a la profesión, no puede encontrarse peor muestra de ello en este bodrio encuadernado. El profesor de Frank McCourt es el ejemplo de un inútil de la profesión que reconoce no tener dominio ni del aula, ni de la materia, ni de las circunstancias y que para sobrevivir y mantener callados a sus alumnos se dedica años y años a contar su vida simplemente. Gracias a este libro se entiende no sólo la vida de McCourt, sino toda su producción literaria: no ha hecho otra cosa más que contar su vida (y se ha tirado años haciéndolo y cobrando por ello). Y cuando la escribe ya jubilado en su éxito Las Cenizas de Ángela, primera parte de su autobiografía, Frank ya ha pulido la obra cientos de veces contándola a cientos de estudiantes a los que lo único que enseñaba era eso: su desgraciada vida (siempre se presenta como víctima). Después de la segunda parte que no menciono por no hacer publicidad, McCourt viendo que ya no le quedaba nada que hacer en el mundo literario, porque sólo sabe contar su vida, escribió este El profesor que sirve de confesión de su fracasada carrera profesional: cuando va de excursión con el alumnado, la gente le recrimina que no haga nada por educarlos, pero a él le da igual, se deja llevar; cuando le insisten en que enseñe algo en clase, lo intenta, pero como algunos alumnos lo corrigen poniéndolo en evidencia, desiste y sigue con lo de contar su vida... No sólo tuvo la poca vergüenza de hacerlo -mientras cientos de profesionales se afanaban y se afanan en educar a alumnado en condiciones socioculturales muy duras- sino que siguió con la poca vergüenza de contarlo y cobrar en ambos casos por ser un profesor para olvidar. Menuda jeta, señor profesor.

La lectura no levanta cabeza


Según Eric Charbonnier, uno de los responsables del estudio, los resultados de comprensión lectora en España son "inquietantes" en el Informe Pisa 2006. Si tenemos en cuenta que en el Informe Pisa, Andalucía anda a la cola del Estado, podríamos sugerir que tal vez nuestros resultados no sean inquietantes, sino "aterradores".

Aunque los datos de los informes Pisa han sido frecuentemente manipulados por unos y otros, arrimando cada cual el ascua a su sardina, no podemos ignorar que se trata de la primera ocasión en que un estudio objetivo evidencia un retroceso. Por otra parte, disponemos de indicadores objetivos que demuestran que la Junta de Andalucía no tiene una política real de apoyo a la lectura en la Consejería de Educación (no entramos en otras Consejerías). Por ejemplo: de los diez planes que la Consejería de Educación ha ido desarrollando en su planorrea de los últimos tiempos, el Plan de Lectura y Biblioteca ha ocupado el último (y vergonzante) lugar. Ese último puesto no sólo es cronológico: el presupuesto para cualquier Proyecto TIC superará siempre los cien mil euros en cualquier centro educativo, mientras que cualquier Proyecto Lector no pasará de poco más de mil euros por curso en cualquier centro educativo (la comparación es escandalosa y no necesita estudios para comprenderse). Se da la circunstancia de que los centros educativos de Andalucía podrán recibir más subvenciones por organismos externos (incluso de fuera de Andalucía) que por su propia Consejería. Así, es posible acceder a subvenciones del Centro Andaluz de las Letras dependiente de la Consejería de Cultura de 2400 €, mientras que a través de las subvenciones del Plan LyB de Educación -como ya dijimos- no se puede pasar de poco más de mil euros al año (y durante tres años sucesivos, sin que sepamos lo que ocurrirá después). El Ministerio de Cultura del Gobierno de España y los Ayuntamientos y Diputaciones mantienen subvenciones que pueden cuando menos igualar o superar las subvenciones de Educación, con lo cual se da la paradoja de que el Plan LyB no supone enriquecimiento del patrimonio bibliotecario significativo en los centros de enseñanza. La única aportación sorprendente y digna de agradecer fue la del curso pasado en el que la Consejería "regaló" una partida para todos los centros sin concurso alguno (estaremos siempre agradecidos por ello), lo que resultó un grajo blanco en el panorama presupuestario. Bien es cierto que tuvo el frecuente efecto perverso de ahorrar a muchas directivas el presupuesto que anteriormente habían destinado a biblioteca ese curso -pero eso ya es culpa de las estructuras directivas tan poco formadas en la importancia de la biblioteca como recurso-.

No pretendemos nada con esta crítica. Mejor seguir como hasta ahora, renovando la biblioteca por nuestra cuenta (si tuviéramos ayuda, mejor). Por eso pedimos a madres y padres que se hagan conscientes de lo importante que es la lectura para sus hijas e hijos, la necesidad de tener libros en casa, tomarlos de la biblioteca, leer revistas y prensa habitualmente y compartir con ellos las lecturas que a veces deben hacer relacionadas con las materias de estudio.
Aunque no podemos evitar nuestra responsabilidad y deberemos también analizar qué problemas hacen de nuestra práctica que no sepamos enseñar a comprender los textos a nuestro alumnado, todos ponen de manifiesto la importancia de la familia. Este curso queremos aumentar la relación de la Biblioteca con las familias. Algunos padres atenderán el servicio por las tardes y pronto comenzaremos el programa de las maletas viajeras. Esperamos vuestra colaboración y vuestros comentarios para que los libros no se conviertan en una momia.

¿Librerías virtuales o metafóricas?



Esta biblioteca de libros raros demuestra que los avances y las transformaciones exigen de la dulzura de la metáfora (visual) para suavizar los cambios. Observad cómo el diseño pretende un símil de las estanterías en las que se encastra el scroll que sirve para deslizar los títulos dentro de la ventana. Vemos usuarios -en blanco y negro para no distraer el ojo, pero también para metaforizar al lector de negro sobre blanco, y retratar al destinatario en su personal color: negro, blanco, niña, hombre...-, y arriba un librero colorido -sabio, gafitas, gif animado que mira a ambos lados...- que vigila, contacta, espera...
Que sea rara librería de libros raros para raros lectores aumenta la necesidad de una metáfora que vierta en lo virtual lo físico; en lo futuro, lo pasado. Así encontramos en los tropos una nueva vida antigua -vieja en realidad, como los teatros en su tiempo fueron metáfora de los patios de corrales-, sorprendente porque en ellos el término real convirtiose finalmente en término imaginario (una suerte de cienciaficción inversa) de tal forma que ya no sólo podemos leer las metáforas: podemos comprar en ellas.

[Vimos esta librería en Vecindad]

Capitalismo 2.0

Comencé una de las intervenciones que refiero recientemente en NOSOLOLIBROS aclarando que la web 2.0 no democratiza, sino que populariza. Usar "democratizar" me parece un error léxico políticamente intencionado. Ya expuse una primera argumentación: un sistema basado en máquinas de entre cuatrocientos y mil euros que necesitan conexiones de costo aproximado a 50 euros mensuales no pueden considerarse en ningún momento democratizadoras ni democráticas ni demócratas. Ocurre, sin embargo, que esta "ilusión informática", que también esbocé, es obra de la clase media, y por etnocentrismo, llega a considerarse un acercamiento a la oligarquía o mesocracia, democracia. De todas formas el argumento principal es que las estructuras de poder no sufrirán merma ya que la participación del público en los entornos 2.0 es producto de la interactividad y no del ejercicio del poder que quedará en manos del mismo. Considerar que la web 2.0 es una democratización es casi lo mismo que pensar que la tiranía de la audiencia en televisión es igualmente un triunfo de la democracia.
Y viene este último ejemplo bien traido, porque aunque se hable mucho de inteligencia colectiva -dado que el trabajo se puede realizar en la máquina social con aportaciones de muchas personas que se benefician del producto final- nadie suele advertir que aquí "inteligencia" se refiere a una capacidad cuyo grado se desconoce y que puede no sólo ser cero, en lugar de 120, sino incluso negativo -si hace retroceder con errores costosos-, por lo que habría que hablar claramente de la posibilidad de una estupidez colectiva y avisar de sus peligros -ya que se avisa de los beneficios.
En suma, la web 2.0 dará probablemente a la web lo que el mundo capitalista occidental ya dio al papel: una gran clase media que comparte casi toda su información a título personal, una pequeña clase baja que no comparte información que no tiene, y una pequeñísima clase alta que no comparte toda la información que retiene.

Web 2.0 ... la máquina somos nosotros



Michael Wesch de la Universidad de Kansas nos presenta este vídeo en el que según él, la web 2.0 hace que se replanteen finalmente cuestiones antes básicas como autoría, derechos, identidad, ética, estética, retórica, política, privacidad, comercio, amor, familia, nosotros mismos...todo (o casi todo).

lunes, 3 de diciembre de 2007

Cuestiones sobre la mesa


En el plazo de poco más de una semana, hemos participado en dos mesas redondas, una en el V Salón del Libro Infantil y Juvenil sobre qué escribir y publicar en LIJ y otra en el III Foro de Especialistas en Información y Documentación sobre los blogs en la biblioteca 2.0.

Sobre la primera quedaron expuestos los temas que Rafael Ruiz, director de la red bibliotecaria de Córdoba, fue proponiéndonos. Antonio Ventura (editor de Anaya infantil y juvenil y fundador de Babar) comenzó las intervenciones sin escatimar críticas a cierto sector editorial, a pesar de que defendió la obvia posibilidad de encontrar un punto de unión entre mercado (beneficios) y calidad, como demuestran ciertos productos estrella de otros sectores económicos. Por cierta mención de Antonio, que ahora no viene al caso, me acordé del amigo de viajes Jesús Peláez, editor también, vocal de la Asociación de Editores de Andalucía y que en ese mismo día -no pude asistir por la coincidencia- tenía igualmente un compromiso digno de hacer constar aquí en la Universidad de Córdoba: la presentación del Diccionario griego-español del nuevo testamento (DGENT) y que lleva a cabo el grupo GASCO (Grupo de Análisis Semántico de Córdoba), con tres fascículos de esta obra trascendental en el análisis lexicográfico innovador publicados ya.
A la mesa se sentaba también la escritora Inmaculada Diaz, que esa misma mañana había tenido un intenso contacto con su público. Antes de comenzar, tuvimos la oportunidad de ver los dibujos con los que había acompañado sus historias aún en la sala. Para Inmaculada, no había en realidad problema, si se partía de la experiencia, de la cercanía que como ella, maestra y escritora, tiene con un público que sabe lo que quiere.
A nosotros nos tocó por azar el papel de defender a "los otros", habida cuenta de que Antonio Ventura cargó las tintas finalmente en el ataque contra ciertos autores y títulos. Propusimos el concepto de bibliodiversidad, que tiene sentido en un mundo en que no sólo existe una multiplicidad de lectores -alguno de los cuales no puede elegir cambiar de grupo-, sino una variedad enorme de finalidades de lectura. Estas finalidades variadas de lectura son las que justifican la convivencia de autores y títulos de calidad muy diferente incluso en el mismo lector. También nos extendimos sobre la consideración de la basura literaria y algunas teorías sobre ella -como la de Aidam Chambers, por ejemplo.
El acto se fue animando y al miedo inicial de acumular más personas en la mesa que en el público (más alborotado lógicamente por los actos divertidos y resonantes del exterior), sucedió una participación que nos dejó las inquietudes de las madres, los libreros, los profesionales de la enseñanza y la animación lectora. Rafael, con su tranquilidad de budismo zen, nos planteba preguntas a las que cada vez hacíamos menos caso, ocupados en responder la multiplicación de afirmaciones del resto de participantes -¡cuántas cosas nos dejamos por decir!-. Al final, casi todas las preguntas quedaron sin responder, pero nadie quedó sin hablar -Rafa, la próxima, contestamos-. Una mesa redonda con un escaso público pero de lo más animada y participativa.
Me impresionó la preocupación de un madre por la afición escritora de su hija -ya había reclamado más talleres de escritura a la biblioteca- que al final de la sesión vino a mostrarme un precioso poema de su hija de 10 años, y a quien no pude terminar de atender por el barullo final típico de estos eventos. Es raro encontrar un empeño tal por la educación literaria de una hija. Ojalá consiga los deseos que expresó.

Respecto al Foro de Sevilla, su mejor aportación fue sacarnos del ámbito de la enseñanza y volcarnos sobre otros intereses y preocupaciones: las de los documentalistas y bibliotecarios.
La mesa redonda había estado precedida de la intervenciones de Merlo y Margaix sobre la web 2.0 y la biblioteca 2.0. Podemos considerar que estas y la intervención de Nieves González-Villavicencio formaron un continuum por cuanto los tres -profesores universitarios- se decantaron por la numerología -explicaciones enumerativas- y destacaron por sus explicaciones taxonómicas, pedagógicas y sintéticas. Si las hiláramos, podríamos conseguir una guía para perplejos 2.0 de lo más didáctico -animaos y publicadla, pero rápido, que ya mismo habrá otra novedad-.


Y los demás hicimos lo propio, de manera que nadie pisó terrenos ajenos: Catuxa destacó el poder enriquecedor de los blogs, su esencia de memoria tanto individual como colectiva y los presentó como testimonio de su trayectoria ponderando su utilidad como elemento de visibilidad profesional -lógico, habida cuenta del público al que se dirigía.
Podríamos decir que Catuxa terminó de demostrar que los blogs son una navaja suiza de la comunicación cuando mencionó el caso de que un grupo de trabajadores lo usaban para comunicarse entre turnos (se trata de blogs privados, una opción de configuración que creo que pocos conocen aunque es totalmente accesible en blogger, por ejemplo, y que nosotros utilizamos en cursos de formación).
Álvaro Cabezas, por su parte, volvió con la blogmetría a poner en números las letras. Aunque se inscribe dentro del dudoso mundo en el que la cantidad se pretende reducir a calidad -uno más de los modelos de gestión de calidad- sus planteamientos nos resultan tan apasionantes como polémicos, a pesar de que ni siquiera suscitaron controversia -no sabemos si por ignorancia, por aversión de un público de letras a los números o por reverencia a los datos-. Parece que aún no hemos percibido esta tendencia general a reducir la calidad a cantidad en los estudios de eficacia y excelencia. De la misma forma, el giro en la educación dentro de la OCDE a la formulación por competencias parece querer desembocar también en una gestión de calidad (expresada en cantidad) fácilmente manipulable (confusión absoluta y malintencionada entre medida documental y medida real). A pesar de todo, podría decirse que los números cantan, y cuando los números cantan, al menos nadie puede hacer oídos sordos (el mejor efecto de la siempre inquietante blogmetría de Álvaro).
En nuestro turno, destacamos diversas metáforas del blog que sirven para comprender mejor su compleja naturaleza: el blog como publicidad, como dosificador, como apropiación y recreación de la información... Para llegar a una contradicción en los biblioblogs escolares: blog profesional y su incompatibilidad con el blog personal y las consecuencias que esta lucha ha tenido en diversos casos.
Aquí dejamos la presentación que no pudimos concluir por la férrea disciplina de Jorge Serrano a quien sin embargo todos reconocemos su buen hacer preparando la mesa redonda por correo electrónico desde hacía un mes -perdonamos tu severidad y esperamos vengarnos algún día-.
El resto de las sesiones se dedicaron a las bibliotecas virtuales, que expusieron sus recursos y trayectoria (defendida además por sus respectivos directores en una mesa redonda de los curricula más extensos e impresionantes que hemos podido oir en una presentación). Concluyó el acto con una entrega de premios de la Asociación Andaluza de Documentalistas y con una turbovisita a los Reales Alcázares de Sevilla (no se puede pasear -dijo severamente la guía), rematada con un ágape minimalista junto al Salón de los Tapices.
Una experiencia inolvidable que debo agradecer a la invitación de Rafael Cid, presidente de la AAD, y que creo que sirvió a los asistentes para poner en claro algunas ideas sobre la web social, la web 2.0. La organización: impecable y entusiasta. El público: magnífico, pero impuntual. Nos fuimos con ganas de más.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...