sábado, 13 de marzo de 2010

Bibliotecas de ayer, bibliotecas de mañana: doce diferencias


1. Las bibliotecas de ayer eran para los libros.
Las bibliotecas de mañana serán para los lectores.

2. Las bibliotecas de ayer servían para conseguir información.
Las bibliotecas de mañana servirán para crear y compartir información.

3. Las bibliotecas de ayer eran para individuos en silencio.
Las bibliotecas de mañana serán para grupos en acción.

4. Las bibliotecas de ayer servían para los papeles.
Las bibliotecas de mañana servirán para proyectos multimedia.

5. Las bibliotecas de ayer estaban hechas de ladrillos, cemento, mesas y estanterías.
Las bibliotecas de mañana estarán hechas de servicios en línea y recursos digitales.

6. Las bibliotecas de ayer enseñaban a encontrar información.
Las bibliotecas de mañana enseñarán a evaluar y utilizar la información.

7. Las bibliotecas de ayer perseguían satisfacer los objetivos de su propio programa.
Las bibliotecas de mañana perseguirán satisfacer los objetivos de las escuelas, los estudiantes y el profesorado.

8. Las bibliotecas de ayer estaban dirigidas por un profesional.
Las bibliotecas de mañana serán desarrolladas por la escuela en su totalidad.

9. Las bibliotecas de ayer pretendían hacer comprender la organización de la información y sus reglas.
Las bibliotecas de mañana prentenderán que los usuarios organicen la información según sus necesidades.

10. Las bibliotecas de ayer custodiaban la propiedad intelectual única.
Las bibliotecas de mañana aconsejarán a gestionar los derechos de distintas formas.

11. Las bibliotecas de ayer eran todo reglas, orden y buen comportamiento.
Las bibliotecas de mañana serán todo confor, servicio y satisfacción del usuario.

12. Las bibliotecas de ayer servían para la alfabetización escrita.
Las bibliotecas de mañana servirán para las múltiples alfabetizaciones -impresa, auditiva o visual-.

Esto significa que las bibliotecas de hoy son sobre todo transformación, exploración, planificación, supervivencia, optimismo y oportunidades... O así deberían ser si quieren convertirse en las bibliotecas de mañana.

Autor: Gary Hartzel en The blue Skunk Blog.
Traducción: Miguel Calvillo.


Gracias, Pilar, por el aviso.

4 comentarios:

  1. Precioso y esperanzador dodecálogo.

    ResponderEliminar
  2. Esperanzador, sí, pero no sabemos si realista para nuestras bibliotecas.
    Habrá que esperar, naturalmente.

    ResponderEliminar
  3. Estoy convencida de que llegará el día.
    Con tu permiso, lo colgaré en nuestro blog.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto. Ya vi la entrada. Has preparado una buena edición en catalán.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...