martes, 6 de octubre de 2009

Qué poca vergüenza: los hipócritas contra el copia y pega



Qué poca vergüenza tienen algunos con el copia y pega. Harto estoy de decir en diversos sitios que el tan denostado copia y pega es en ocasiones práctica habitual de profesionales como los profesores y los bibliotecarios, y por supuesto, práctica más que frecuente en los blogs.
Se habla como si fuera un proceder de inmaduros alumnos y alumnas, cuando muchos de los apuntes que el profesorado reparte no están hechos de otra forma. Y en los blogs existe esta como otras prácticas que la misma blogosfera critica.
Al copia y pega va unida la ética de la cita. Que copien y peguen es ya echarle morro, pero que encima no lo citen, es peor. Unas veces hacen una cosa, otras al menos le cambian ciertas palabras y otras simplemente te fusilan el artículo y santas pascuas. Y todos sabemos a qué casos me refiero, que no todo el copia y pega es copia y pega.
A principio de escribir en los blogs, empecé a tener sospechas de que ocurría esto, pero por no tener pruebas determinantes o por no parecer presuntuoso, siempre intenté considerarlo una "impresión" mía. Uno tampoco quiere granjearse enemistades ni parecer antipático en público. Ni apetece meterse en eso de "y tú más", que siempre es la respuesta cuando se les acusa. Y no han sido pocas las impresiones de copia, y a veces de gente que pretende pasar por importante y ejemplar, que se dicen de instituciones de renombre y cosas así, hasta distinguidos, de los que lo siento, pero tengo mis mayores dudas. Hay algunos de los de renombre, que sistemáticamente no ponen fuente alguna salvo que sea de un amigo suyo. Y los de medio pelo, en ocasiones ni con los amigos.
Pero claro, quién es uno para señalar. Más aún porque siempre puedes tener problemas con algunas fuentes, y a quienes manejamos cientos de ellas diariamente, se nos pueden escapar, incluso teniendo sistemas de recuperación eficaces. ¿Quién tira la primera piedra? Vale, es cierto, además no puede uno pretender la perfección escrupulosa.
Pero hay veces en que no se puede uno aguantar, en las que el caso es flagrante, en las que no hay duda, la única duda está en saber cómo se les ha ocurrido hacer eso. Así que pocas veces he protestado, porque hay que ser comprensivo y puede haber miles de circunstancias con las que uno no cuenta. Y curiosamente, cuando he protestado porque el caso no ha tenido duda, siempre ha sido con un profesional, no con un niñato, ni con un imberbe, no: con profesionales hechos y derechos, además profesionales de la información, bibliotecarios. Y no digo esto por señalar a los bibliotecarios, sino por señalar a los profesionales. Eran bibliotecarios porque yo publico muchos artículos relacionados con las bibliotecas y desgraciadamente las bibliotecas interesan poco a quienes no son bibliotecarios -y las escolares a veces ni a ellos-. O sea, que para el caso, podrían ser profesores o profesoras.
En la primera ocasión me costó trabajo, pero me sentí tan indignado que dejé un comentario frío y educado en la entrada correspondiente. La respuesta fue airada. Incluso llegué a sentirme mal, a pesar de que no se trataba de un copia y pega literal, sino de un uso de fuente de información no citada del que yo -creedme- no tenía la menor duda. Era un blog que yo había citado alguna vez, y luego he seguido citando cuando se ha dado el caso. Lo curioso es que tras la respuesta, al poco tiempo, apareció mi fuente citada correctamente en el artículo de la disputa. Una rectificación que me pareció ejemplar y que respeto.
La segunda ocasión que no dejé pasar ocurrió cuando encontré un artículo mío atribuido a otra persona. Esta bibliotecaria lo había copiado totalmente sin indicar aviso de que no era suyo, sino simplemente añadiendo al final la palabra "nota", que enlazaba con mi artículo. Le comenté cuál debía ser el procedimiento correcto, porque no basta citar para aliviar un copia y pega. De hecho hay cientos de blogs que sólo hacen eso: copian y pegan artículos de los demás sin ningún tipo de advertencia ni explicación, ni glosa. Este caso resultó desgraciado porque la persona en cuestión me respondió enojada explicando que lo había hecho por "admiración". Lo más curioso es que era una profesional y no había comprendido o nunca nadie le había enseñado que ese tipo de homenajes no son éticamente correctos. La lectura de los comentarios habituales de ese blog como otros similares, denota que se trata de elogios hacia ella como si fuera la autora, siendo así que no había escrito absolutamente nada y nunca lo advertía ni lo corregía.
Pero si los errores anteriores pueden imputarse a un descuido al omitir el enlace o a una falta de formación en cómo debe hacerse una cita correcta, el caso que explicaré ahora colma todas las expectativas de la hipocresía: bibliotecarios que se dedican a dar cursos de alfabetización informacional, que copian un artículo mío y que no sólo ocultan la cita de procedencia, sino que aparentan que usan una fuente propia.

Los artículos que cito corresponden a los que he escrito como bibliorios desde que creé NOSOLOLIBROS hasta ahora que lo dejé ya que cambié de puesto laboral. Quienes lo hayan seguido sabrán que cito frecuentemente fuentes protuguesas y brasileñas de mi RSS. Muy poco antes de dejarlo, publiqué este artículo sobre las bibliotecas de Portugal, cuyo texto transcribo íntegro (iba precedido de un vídeo y su glosa):

Las bibliotecas escolares de Portugal dispondrán de profesor bibliotecario a tiempo completo


Las bibliotecas escolares de Portugal dispondrán a partir del curso que comienza de profesor o profesora bibliotecario a tiempo completo en sus centros. Su función consistirá en organizar, presentar y dinamizar la biblioteca escolar y ponerla a disposición de la comunidad educativa procurando que intervenga en todo el proceso formativo. La medida es el culmen de un trabajo de trece años periodo en el que las bibliotecas escolares portuguesas han ido aumentando su presencia, fondos y preparación lideradas por Maria Teresa Calçada, Coordinadora de la Red de Bibliotecas Escolares de Portugal. De 164 se ha pasado a más de 2000 bibliotecas escolares, se han invertido 40 millones de euros y sus servicios actuales alcanzan a más de un millón de estudiantes.
Enhorabuena por el trabajo a todos los profesores y profesoras bibliotecarios de Portugal. Los triunfos de las bibliotecas escolares sean donde sean son nuestros triunfos.

Y ahora comparen con el que publica el adminiatrador o administradora del blog en cuestión:

Las bibliotecas escolares de Portugal dispondrán a partir del curso que comienza de bibliotecario/a escolar a tiempo complento.


Desde IBEA informamos, que nuestro país vecino está de enhorabuena en su sistema y modelo educativo y nos preguntamos: ¿Que pasa en Andalucía?

Las bibliotecas escolares de Portugal dispondrán a partir del curso que comienza de profesor o profesora bibliotecario a tiempo completo en sus centros. Su función consistirá en organizar, presentar y dinamizar la biblioteca escolar y ponerla a disposición de la comunidad educativa procurando que intervenga en todo el proceso formativo. La medida es el culmen de un trabajo de trece años periodo en el que las bibliotecas escolares portuguesas han ido aumentando su presencia, fondos y preparación lideradas por Maria Teresa Calçada, Coordinadora de la Red de Bibliotecas Escolares de Portugal. De 164 se ha pasado a más de 2000 bibliotecas escolares, se han invertido 40 millones de euros y sus servicios actuales alcanzan a más de un millón de estudiantes.
URLs relacionadas:
Véase la entrevista a la Coordinadora de la Red de Bibliotecas Escolares Portuguesa: http://www.youtube.com/watch?v=7-D6wqzbCNA
Profesorado: http://bibliotequices.blogspot.com/2009/06/professor-bibliotecario-porta...
Mas de 2.000 Bibliotecas Escolares en 13 años: http://a-informacao.blogspot.com/2009/06/mais-de-duas-mil-bibliotecas-es...


No sólo la copia es incuestionable, los cambios producidos son de lo más elocuentes. Los enlaces aparecen todos al final, y curiosamente el enlace del post de donde extraen la información, el de bibliorios, no aparece. Al principio añaden un párrafo, un párrafo que destaca "Desde IBEA informamos..." Esto es: ocultar la fuente real y aparentar que ellos mismos son la fuente. Curiosamente, eliminan la palabra "profesor" del titular, aunque luego la dejan en el artículo porque lo copian sin cambios ninguno. Una eliminación que prefiero no analizar, pero de cuyas causas estoy seguro (ya saben: arrimar el ascua a su sardina).
¿No es esto una estupidez? ¿Una asociación que dice "defender" la integración de las bibliotecas escolares, oculta una fuente informativa precisamente porque viene de una biblioteca escolar? Sí he notado a veces que algunas personas parecen ver con poco aprecio que una información de valor pueda difundirse bajo el humilde título de "biblioteca escolar", ¿pero que lo haga un bibliotecario pretendidamente salvador de los bibliotecarios escolares? Estos mismos serán los que darán los cursos de alfabetización informacional y dirán a los asistentes esa definición tan famosa: "saber cuándo y por qué necesitas información, dónde encontrarla y cómo evaluarla, utilizarla y comunicarla de manera ética". Insistirán seguramente en la inmoralidad del copia y pega y en el desastre de los trabajos del alumnado... Los hipócritas contra el copia y pega. Porque aquí no hay error posible, no hay descuido, son alevosos (¡IBEA informa...!) , no ocultan la fuente por descuido, se oculta a propósito la fuente original para apuntarse un tanto (¡qué estúpido tanto!). No lo hacen por ignoracia: son bibliotecarios y se dicen defensores de las bibliotecas escolares y dan cursos de alfabetización informacional, que incluye su ética.
No, no es otra cosa, es cara dura, es poca vergüenza.

6 comentarios:

  1. Ocurre más a menudo de lo que sabemos; y no sólo con los artículos, sinó también con las fotografías que a veces se utilizan y no se cita su fuente.
    Está más que bien que, de vez en cuando, alguien enseñe las uñas y ponga las cosas en su sitio!
    Si los bibliotecarios, sean escolares o no, no respetamos los derechos de autor, quien va a hacerlo?
    Saludos desde Alcover (Tarragona)
    http://phobos.xtec.cat/ceipmdremei-alcover/biblioteca/

    ResponderEliminar
  2. Es lamentable que sucedan estas cosas, pero haces bien en destaparlas. Y nada justifica estas malas prácticas, sean quienes sean sus autores (alumnos, docentes, bibliotecarios...).

    ResponderEliminar
  3. 1.Me encanta como escribes.

    2. Me gusta que alguien exprese sus pensamientos sobre este tema. Para mi es casi "sagrado" agradecer públicamente a quien ha creado un texto, ha realizado una investigación, ha facilitado una imagen... y la ha "ofrecido" a
    la Red. La honestidad es un valor, una cualidad humana que hace falta potenciar. (Lo de cualidad lo he encontrado en la Wikipedia;))

    ResponderEliminar
  4. !Impresionante descaro¡
    Maite Baena

    ResponderEliminar
  5. mdremei.1, llevas toda la razón. Yo mismo no era ni mucho menos consciente de que en las fotografías hacíamos lo que no consentíamos en los textos. Esa fue una de las cosas que aprendí al empezar en los blogs: yo era consciente de los derechos morales de los creadores de textos, pero curiosamente no era igual de consciente de los derechos de los creadores de imágenes (o de los traductores, o de sabe dios quiénes más), y lo lamento. Es cierto que la inexperiencia y la ignorancia influyen en este fenómeno y por esa razón yo creo que soy -y debemos ser- comprensivo pero hasta el punto en que ya no hay ignorancia o inexperiencia, sino cara dura.
    Lu, como en todo, nada justifica, pero sí puedes comprender...hasta que llega un caso cuya comprensión excede lo natural.
    Montse, es que tú eres un ejemplo nacional, y lo digo en serio. No conozco a nadie que sea tan exhaustivo en sus referencias; recuerdas y mencionas todo tipo de incidencias en una fuente con una precisión y un cariño que no pueden encontrar comparación en ningún otro blog. Y todos los que te leen, saben que no exagero.
    Maite, ¿a que sí? Porque gente tan trabajadora como tú puede comprender que una tontería como la que ha hecho esta persona -porque hay que reconocer que son tonterías, aunque importantes- es un descaro. Debe ser eso: que en los blogs algunos y algunas no dan la cara, o creen que no la dan y por eso actúan con pretendida impunidad.

    ResponderEliminar
  6. Afortunadamente, en los blogs esa práctica no va a ninguna parte. Un blog que copia, pegotea, roba, es un espacio sin criterio, una suma de palabras sin sentido conjunto, sin voz, sin coherencia. Porque hoy roba al que escribe bien y mañana al que escribe mal, hoy al que defiende A y mañana al que defiende B o al que no sabe lo que piensa.

    ¿Que duele? Desde luego. Pero es el camino más corto para matar un espacio, mientras que los espacios personales viven con nosotros. Y la satisfacción de pensar, de equivocarse por uno mismo donde haga falta, ¿qué le reporta al que copia? Tanto si duerme apesadumbrado por si le denuncian la copia como si es un jeta que dormiría a gusto en una cárcel, a él le reporta cumplir un trámite, a ti te hace crecer.

    Nada lo justifica ni lo pretendo, ni se cura el berrinche, o el mal rato de no creer lo que estás viendo. Pero habiendo ladrones como los hay, es bueno saber que en el empeño y en la curiosidad intelectual no te pueden robar lo que de verdad vale, que es el proceso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...