miércoles, 28 de abril de 2010

El papel de las competencias en la educación

video

Un vídeo satírico (gracias, Pilar) que pone las competencias en un papel que no le corresponde.
Lástima cuando el papel de algo es el papel. Lástima sería que mi papel de asesor fuera solamente el papel en que aparece mi nombre y mi función laboral. Lástima que el papel de las competencias se reduzca al papel, a lo que llamé el fracaso de la acción frente a la documentación en una mesa redonda de hace años: un fracaso muy antiguo del que parece que no se aprende.



Da igual que sea Inspector, como en el vídeo; podría ser Asesor, Director, Jefe de Departamento o Profesor, todos sufren la tiranía del papel, la tiranía de la documentación. He estado de profesor, de tutor de prácticas y de tribunal, o sea, vigilante de documentaciones, y curiosamente mi conclusión es que la profesora trabajadora, el profesor trabajador, los eficientes, hacen bien todo, sea el papel, sea la acción, sea la documentación. Pero aquí no discutimos eso, aquí discutimos el papel del papel.
Nadie debe negar su importancia. Hace tiempo, de vuelta de una sesión en urgencias hospitalarias con mi madre, agradecí profundamente la profusión del papel en que iba escrita la historia clínica con que nos despidieron, acompañada de una glosa más que suficiente de la médico que nos dio explicaciones. ¡Hay que escribir las cosas, claro que sí! Pero hay que escribir con sentido y con realismo. Lo que agradecí es que escribieran todo aquello después de haberlo hecho efectivamente. La programación didáctica hoy en día, por el contrario, es un género literario de ficción en el que hay que practicar habilidades redactoras para prosperar.
Ojo, y no podemos negar que algunos de los compañeros y compañeras que se quejan de tener que documentar las acciones continuamente, en realidad sufren porque no tienen nada que contar. No podemos realizar nuestro trabajo sin la documentación (vale). De ahí a fomentar que el papel suplante a la realidad...

La programación hoy día se está convirtiendo en un género literario barroco de ficción


Esta águila bicéfala en que han convertido la programación didáctica actual ha devenido en un engrendo que ni la ingeniería genética hubiera conseguido en siglos: programe usted lo mismo de antes con las competencias de ahora. Es que algunos contenidos no cuadran. Pues que cuadren.
Y en esa cuadratura de círculo andamos.
Lógicamente, la energía se dedica entonces a señalar el casillero en que contenido y objetivo se cruzan con competencia, o a enumerar acertadamente las parejas; no se dedican a describir sin rodeos cómo el alumnado conseguiría hacer, pensar o sentir mejor algo dado.
La programación se ha convertido en un discurso alambicado, las programaciones se han hecho barrocas definitivamente con las competencias. ¡Ay, el barroco, qué estilo tan apropiado a las crisis!
Lamentable que quienes creemos en una enseñanza por competencias tengamos que sufrir estas sátiras, aunque lo hacemos con el buen humor de la certeza (este vídeo me ha hecho reír como pocos) de que críticas como esta recuerden a quien corresponda, que la introducción de las competencias en la educación española se conseguirá por la acción, no por la documentación.

6 comentarios:

  1. Muy bueno el comentario.

    ResponderEliminar
  2. Es genial tu reflexión, Miguel, y como siempre, verdades como puños...a buen entendedor...

    ResponderEliminar
  3. A veces me cuesta trabajo creer que el mundo algún día cambiará. Pero, por ahora, nunca desespero.
    Si que pienso que se están desaprovechando muchas acciones y yo creo que "hay que escribir con sentido y con realismo." Los escritos han de tener utilidad para cualquier parte de la comunidad educativa. Si reflejan "todo aquello después de haberlo hecho efectivamente", para mi son muy válidos.
    Una programación escrita escuetamente pero largamente pensada y estructurada puede quedar muy "retratada" en un blog - o cualquier otra aplicación"- de aula, de ciclo, de escuela... que si se desea siempre se pude imprimir.

    ResponderEliminar
  4. Miguel, curiosamente recibí hace unos días la parodia que presenta el vídeo sobre las competencias. Quien me lo mandó es secretario de un instituto con cerca de 1700 alumnos en San Fernando;supertrabajador, médico, profesor de Educación Física y un compañero siempre abierto a las novedades eficaces.
    Antes de consultar tu blog, he estado revisando las competencias de 4º de ESO. Sólo pido paciencia a los que queremos trabajar y mucho más sentido común a los que nos dirigen educativamente. ¡Ah! Y un lema:
    Basta ya de papeles.

    Pd: No sé si será muy correcto introducir este comentario en tu blog. De todas formas, gracias.

    ResponderEliminar
  5. En la convocatoria de oposiciones publicada hoy, se ha incluido un nuevo apartado en las programaciones: "Competencias básicas". Esto significa que los opositores copiarán y pegarán las ocho CB y dirán que las recogen en todas sus actividades. La administración recogerá en un informe que todos los nuevos docentes son capaces de hacer programaciones con las CB de fondo. Y si hace falta, se hacen más papeles...

    ResponderEliminar
  6. En pocas palabras: estupenda entrada, de antología, y un vídeo para partirse de la risa, que el sentido del humor es señal de inteligencia.

    Las CCBB pueden ser nuestra última oportunidad para una educación para la vida antes de que el péndulo caiga, de nuevo, del lado de los contenidos, o las "destrezas imprescindibles".

    Enhorabuena por el blog, y mucho ánimo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...